Bodega Casas de Valois

Casas de Valois es un proyecto familiar que comenzó hace varios años.

Muchos han sido los pasos dados hasta ver finalizadas las obras de restauración de la bodega y de construcción de las viviendas. Fueron varios los motivos los que nos animaron a emprender este viaje, aunque la idea de conservar la bodega de nuestro tío fue fundamental. Una cueva con galerías y diferentes estancias donde se guardaba vino o se cultivaban champiñones.

Una cueva con mucho tiempo de vida, que conserva sus paredes y techos… como muchas otras bodegas y bodegos en hita, uno de sus tesoros, muy bien conservados.

Bodega-Spa_5_
Estancia donde nuestro tío cultivaba champiñones hace más de 80 años. Fuente: Casas de Valois

Un lugar con muchas historias vividas, aunque con muchas historias todavía por contar…

Uno de los mayores del pueblo, le contaba hace poco a mi madre (cuando fue a visitar la bodega ya restaurada) que había estado allí cuando era jovencillo, y que había tomado vino en bota con otros chavales… Se emocionaba al recordar… historias con más de 80 años de vida… ¡cuantos buenos ratos habían pasado allí…!

Después de preguntarnos muchos cómo era la bodega antes, nos hemos decidido a publicar este post. Como bien dice el dicho «una imagen vale más que mil palabras» y a continuación os lo demostramos.

Spa_1_
Estancia con varias tinajas de barro, donde se conservaba vino. Actualmente este espacio está destinado al Spa. Fuente: Casas de Valois
Bodegas-Spa (14)_re
Spa Casas de Valois. Fuente: Casas de Valois

Bodega-Spa_2_

Galería con tinajas en la antigua bodega (antes de la restauración). Fuente: Casas de Valois

Bodegas-Spa (4)_re

Galería con tinajas después de la restauración. Fuente: Casas de Valois

Bodega-Spa_1_

Antigua bodega con algunas de las muchas tinajas que contenía la cueva. Fuente: Casas de Valois

Bodegas-Spa_2

Bodega después de la restauración. Fuente: Casas de Valois

Con estas imágenes hemos querido que conociérais un poco más de nosotros y de este proyecto, aunque todavía queda mucho por contar… no os lo perdáis!!

 

Para concluir, queremos aprovechar esta oportunidad para dar las gracias a la familia Blas San Miguel por su dedicación y su buen hacer, y a Juan Carlos de Dos dados, por sus fantásticas fotos.

 




Comparte