Medidas de seguridad COVID 19. Más información

Torrijas tradicionales, las de la abuela

Las torrijas son uno de los postres por excelencia dentro del repertorio dulce de nuestro país, un clásico que año tras año volvemos a preparar en casa, principalmente en Semana Santa.

Torrijas tradicionales, las que hacen nuestras abuelas ¡son las más ricas! Para cada uno la de su abuela o la de su madre, un postre que a mi personalmente me recuerda a las vacaciones de semana santa en Hita, a la receta que preparaba cada año la abuela Francisca y que ahora prepara mi madre, la clásica torrija de leche aromatizada con canela y miel, un clásico entre los clásicos.

Pero quiero traeros esta receta tradicional con algunas variaciones, una receta diferente apta para todos los gustos. En muchos hogares, según la zona, la típica torrija de semana santa se realiza con leche, con vino o miel. En mi casa siempre se han realiza con leche y canela, por eso me parece interesante la elaboración de este postre tradicional preparado de una manera distinta, una receta con un toque especial como son las torrijas de café o elaboradas al horno, ¡mmmmm que delicia!

Se trata de recetas igual de fáciles de preparar que la clásica torrija de leche, pero según la receta se modifican unos u otros ingredientes.

Lo que sí es común para cualquiera de las recetas que detallamos a continuación es el pan. Las torrijas se pueden preparar con pan de días anteriores o pan especial de torrijas, un pan con una consistencia adecuada que permite empapar cada rebanada sin riesgo de que acaben deshaciéndose por la cantidad de líquido absorbido. Ahora hay hasta pan de molde especial para torrijas.

pandetorrijas
Pan de torrijas cortado en rebajadas.

A partir de aquí, varias opciones para preparar diferentes postres para estas fiestas.

Receta de torrijas con miel

Para elaborar estas torrijas es necesario tener los ingredientes que a continuación os detallo, pan de torrijas, 4 huevos, 2 l. de leche, piel de naranja, canela en rama, 100 gr. de azúcar, aceite de oliva suave o aceite de girasol y miel.

Para preparar el almíbar se vierte en una cacerola la leche con la piel de naranja y la canela, y se calienta hasta que la mezcla hierva. Después se retira del fuego, se deja enfriar un poco y se añade el azúcar, se mezcla todo bien. A continuación se retira la naranja y la rama de canela, y se pone la leche en un recipiente adecuado para poder bañar las rebanadas de pan de torrijas.

En otro recipiente se coloca el huevo batido y en él se bañan las torrijas después de haber pasado por la leche. Se escurren bien el pan de huevo y se fríe en una sartén con abundante aceite muy caliente. No es recomendable freír muchas torrijas a la vez porque el aceite pierde temperatura y quedarán torrijas muy aceitosas. Una vez fritas, se colocan sobre papel de cocina para que éste absorba el exceso de aceite, y se colocan en la fuente. Una vez aquí, se les añade miel rebajada con agua y así conseguimos una receta diferente y con el toque a miel elegido, pudiendo elegir entre miel de bosque, de lavanda, romero, mil flores,… ¡al gusto del consumidor!

torrijas-con-miel
Torrijas con miel

Receta de torrijas con vino tinto

Para preparar el almíbar de vino tinto necesitamos 750 ml. de vino, 400 ml. de agua, 300 gr. de azúcar, una rama de canela, piel de una naranja, 200 gr. de azúcar extra para el almíbar final.

Un postre perfecto para preparar unos días antes de las celebraciones de semana santa, así durante esos días puedes disfrutar con los amigos y la familia, sin tener que estar metido en la cocina durante horas.

La noche anterior se prepara la infusión de vino. Se prepara una cacerola donde se mezcla el vino con el agua, el azúcar, la piel de naranja y la canela. Se pone a fuego medio/alto durante 5 minutos, y después se aparta del fuego y se deja reposar durante toda la noche. A la mañana siguiente retiramos la piel de naranja y la rama de canela, y ya tenemos lista la infusión para poder preparar torrijas con vino tinto.

Preparamos el pan de torrijas, rebanadas de unos tres centímetros de ancho, batimos el huevo con una pizca de sal y media cucharada sopera de azúcar en un plato hondo y por otro lado preparamos en otro plato la infusión de vino preparada la noche anterior.

La rebanada de pan se pasa por el vino y a continuación por el huevo, por ambas caras y sin que chorree. Después se prepara el aceite donde se van a freír las torrijas. En una sartén grande con abundante aceite se añade la piel de un limón y canela, y se pone a fuego medio. Una vez que el aceite esté caliente, se retira el limón y la canela y procedemos a freír el pan impregnado en vino y en huevo.

Cuando las torrijas están doradas, se retiran del aceite y se dejan escurrir. A continuación se colocan en la bandeja donde se vayan a servir y se espolvorea una mezcla de azúcar y canela. Finalmente añadimos la infusión de vino que hemos elaborado previamente, pero un poco más espesa, para ello añadimos azúcar a la infusión original y calentamos durante unos minutos hasta que reduzca un poco el líquido. Lo retiramos del fuego y lo dejamos reposar unos 10 minutos. A continuación lo añadimos sobre las torrijas.

Receta de torrijas al horno

Os propongo una elaboración de torrijas sin aceite, cocinadas al horno, una receta un poco más ligera que la clásica torrija frita en aceite. Es una alternativa para todos a los que quieren cuidar un poco la línea sin perderse el placer de degustar una rica torrija en Semana Santa.

Las torrijas se preparan igual que la receta clásica de leche y canela, se baten los huevos en un recipiente adecuado para poder bañar el pan en el huevo después de haber pasado por la leche aromatizada, y a continuación se colocan en una bandeja de horno. sobre un papel de hornear.

Se prepara el horno durante 10 minutos a temperatura elevada y a continuación se coloca la bandeja con las torrijas en la parte alta del horno, con la función gratinadora o grill, durante 3-5 minutos. Una vez doraditas, se pueden sacar y colocar en una fuente, donde se espolvorean con una mezcla de azúcar y canela.

Son una delicia, tanto si las tomas recién salidas del horno o si esperas y las prefieres tomarlas frías. Para darle un toque diferente puedes añadir unas frutas de temporada como fresas o frambuesas… es una fantástica opción.

e54df1f2d38c248032df8f7b90e2bd792bfb906c_r900_480_2
Torrijas al horno. Fuente: Gallina Blanca

Receta de torrijas con café

En la receta de torrija de café no se emplea la leche para nada, lo que hace que sea una receta perfecta para los intolerantes o alérgicos a la lactosa. Se sustituye el lácteo por un almíbar de café con azúcar, aromatizado con limón, canela y cacao. El proceso de elaboración es es mismo que el detallado anteriormente para elaborar las torrijas tradicionales.

Los ingredientes necesarios para elaborar este postre son el pan, los huevos, sal, la piel de un limón, una ramita de canela y aceite de oliva virgen extra suave o aceite de girasol.

El almíbar de café se prepara con 100 gr. de azúcar, 250 ml. agua, piel de un limón, una ramita de canela, 60 ml. de café negro, 1,5 cucharaditas de cacao sin azúcar y una cucharada de ron añejo.

Se prepara el pan, y una vez cortado y preparado para elaborar el postre, procedemos a preparar el almíbar. Para hacerlo, se prepara un cazo con agua, el azúcar, la ramita de canela, una pizca de sal y la piel de un limón. Lo ponemos al fuego hasta que hierva, y una vez conseguido, se retira del fuego y se añade el café, el cacao y el ron. Se mezcla todo bien y se deja reposar durante unas horas. A partir de aquí, el proceso es el mismo que para elaborar la receta clásica.

Puedes encontrar más detalles de esta receta aquí

Unas recetas dulces para disfrutar con la familia o los amigos durante estos días de Semana Santa, disfrutadlo!!!

 




Comparte